Nuestro código verbal

por Elizabeth Barria

El buen humor, la alegría ,la risa, se dicen que recuperan la salud y siempre  traen larga vida. 

Creo que todo eso de  alguna forma  lo heredé de mi padre. Él era de esas personas que saludaban a todo el mundo, aunque muchas veces no recordaba nombres , pero sabía que en algún lado se habían visto. Y siempre con la sonrisa que lo caracterizaba.

La persona alegre siempre tiene el don de alegrar el ambiente donde habita. 

El buen humor  también nos salva de las manos del doctor porque se dice que la alegría siempre es  buena salud y buena terapia. 

Muchas veces podemos tener el día más feliz de nuestra vida y el  siguiente quizá  lo consideramos  como el peor , porque cuando  ya somos adultos nos olvidamos que reír y soñar son dos de  las cosas  más  importantes en nuestra vida.

En mi caso, no se si más me he reído o he sido más feliz.

He reído  mucho  siendo adulta  y creo que  bastante más de lo que había pensado en mi juventud. 

He hecho reír a la gente igualmente  con mil tonterías que se me ocurren para descontaminar muchas veces algún clima tóxico.  

Otras mil veces también he sido  el pañuelo de lágrimas de muchos que se han estado  derrumbando, aún cuando yo también lo estaba mucho más. 

Muchas veces también he debido hacerme la sorda para no oír cosas que hoy  me hace daño escuchar. O la ciega para no ver lo que aun quizás me duele.

Así como conocí a mi primer amor , también he tenido enfrente al desamor. No sé en realidad como darle un significado a eso. 

Dentro de mis alegrías muchas veces me he tragado mi orgullo y sigo sonriendo hacia afuera,  guardándome muchas lágrimas creyéndome  la más fuerte .

En fin, creo que  mi vocabulario lo expreso muchas veces con la  silueta de  la sonrisa que  quizás así  cómo se dibuja espontánea, no es la misma expresión  por dentro. 

Hoy frente a este análisis me pregunto :

¿por qué el ser humano en general habla desde inspirar menos, o mejor dicho, hablando desde la miseria o la pobreza?

¿Por qué nos expresamos desde un vocabulario aparente hacia afuera cuando hacia adentro expresa otro significado?.

Si analizamos  en profundidad esto, es como si la pobreza  formara  parte de nuestras conversaciones y nos hablara al oído siempre cada vez que nos comunicamos.

Creo que debemos prestar más  atención a las palabras, porque una palabra  mal dicha es como un pensamiento hablado.  

Y un pensamiento es  como una palabra en silencio. 

Las palabras son  parte de nuestra energía . Creamos energías o sensaciones , y lo que escuchas puede determinar lo que sientes. 

Las palabras  incluso muchas veces crean  hasta cuadros mentales. Como cuando  hablamos  con el “puedo y no puedo”,  o el “quiero y no quiero”.

Si nos ponemos a escuchar detenidamente el vocabulario de la gran mayoría de las personas, incluso el mío quizás, analizamos en un gran porcentaje un vocabulario que  en su constante uso va sembrando semillas de  carencia , escasez   y de pobreza mental.

Algunos ejemplos :

Quizás,  tal vez, ojalá, habría que verlo, Dios quiera que sí, vamos a ver, poco a poco, trataremos, vale la pena, y la expresión más escuchada  : “Necesito”.

¿Por qué mejor no  hablamos desde un  lenguaje que nos ayude a construir un  vocabulario más edificante, con más fuerza que debilidad,  desde una posición más activa, con más voluntad y con mayor decisión ?

-Cambiar poco  a poco por un “paso a paso” . Pensando que es una expresión que se usa cuando comenzamos algo, creo que  suena más constructivo  y edificante , y no así tan  destructivo ni pobre.  

-Cambiar el necesito por él  “quiero” ,que suena  como a querer algo  con más decisión.

-Cambiar el Trataré, por “ Lo haré “.  Y si no se puede hacer  , no se puede y listo. Para qué sufrir pensando que tratare de hacer algo que sabemos no lo podemos lograr,  cuando además realmente sabemos que no lo haremos. 

Eso de hacer algo por si acaso para ver cómo nos va, creo que nunca ha sido lo mejor. 

Ahí llegamos a la otra expresión, de  “fallar en el intento”.

-Cambiar vale la pena por  “vale el esfuerzo”. Es más satisfactorio  esa expresión que llegar a causar tristeza o  angustia por el solo hecho de ocupar la palabra pena.

-Otra expresión típica y que también la ocupamos inconscientemente, es cuando nos preguntan cómo estamos. 

Usamos muchas veces la expresión “ Aquí, en la lucha diaria” .

Esto nos afirma que vivimos llenos de  obstáculos y  nuestra vida está llena de situaciones difíciles. No sería mejor responder que  “cada día  estoy  mejor que ayer “.

Nuestra mente  a  diario recibe las señales que nosotros mismos le damos. 

Entonces para  qué negociar con la mente  expresiones que no estamos realmente preparados para obedecerlas.

Mi padre siempre ocupaba la frase: “Piensen antes de hablar “.

Yo creo que de alguna forma nos trataba de enseñar la diferencia entre ser receptor y oyente.

Las palabras terminan teniendo un gran poder porque son escuchadas en la mente, tanto del que las oye como del que las pronuncia.

Y así como  nadie puede dar lo que no tiene, nadie puede expresar lo que no piensa.

Creo que  nuestro vocabulario a diario  se expresa en base a una gran  pobreza verbal, o sea hablamos en base a códigos que nos limitan a expresarnos  como realmente somos .

Debemos crear el hábito de cambiar esos códigos mentales ,porque cuando realmente  cambiemos la expresión de ello, nuestra vida cambiará y nuestra expresión verbal dejará de ser importante , porque habremos entendido el real sentido de  no hablar en base a expresiones que provoquen pobreza. 

Por eso me  gusta esa gente que  sonríe al cruzar una  mirada, o  la que sabe pedir perdón sin sentirse débil , o  esa gente que sabe reírse a carcajadas sin vergüenzas.

Me gusta toda esa gente que sabe expresarse con el verdadero código, el de la verdad, porque saben que  eso es lo único que realmente importa.

Esa gente es mi gente.

La sonrisa es la única línea curva que llega más directo al corazón. Es la expresión material visible como nuestro corazón palpita y siente.

 

También te puede interesar

2 comentarios

Yulys Charles mayo 2, 2021 - 7:38 pm

Muy nutritivo tu espacio gracias

Respuesta
Elizabeth Barria mayo 2, 2021 - 8:59 pm

Muchas Gracias a ti Yuli por compartirlo. Un gran abrazo 🤗🌹

Respuesta

Deja un comentario